Una semana en Wake-Up

 En Sin categoría

Esta semana hemos aprendido muchas cosas nuevas en nuestra escuela, seguimos trabajando mediante el cuento ¿a qué sabe la luna? y ¡cada vez nos gusta más!

Además de contar el cuento de manera participativa como comentamos en el blog anterior, hemos añadido poesías sobre los animales que vemos en el cuento y ya algunos de nuestros alumnos/as se atreven a imitar sus sonidos y los más grandes también imitan sus pasos. Esta actividad tan sencilla hace que los niños/as se relacionen entre sí, creando momentos de socialización dentro del aula fomentando el desarrollo comunicativo.semana hemos aprendido muchas cosas nuevas en nuestra escuela, seguimos trabajando mediante el cuento ¿a qué sabe la luna? y ¡cada vez nos gusta más!

Tanto los más pequeños como los grandes han empezado a trabajar el concepto de grande-pequeño, con los animales del cuento es fácil trabajar el concepto pues no es igual de grande el elefante que el ratón, además ellos estuvieron manipulando el concepto para que de esta forma les fuese más fácil su reconocimiento y de forma totalmente fortuita nuestros alumnos/as comenzaron a compartir entre ellos los animales que había por la clase, concepto incluido en nuestra programación de manera transversal pues el ratón cuando alcanza la luna le da un trocito a todos sus compañeros.

Como siempre en nuestra escuela no podemos dejar de lado el reconocimiento de nuestro cuerpo y para elloesta semana nuestros alumnos/as se han dado un masaje propioceptivo con la fibra óptica, es un momento de relajación, de conocimiento de sí mismo y de crear lazos de unión entre alumno/a-teacher.

Para terminar la semana y como la lluvia no nos ha dejado salir al patio, hemos trabajado con el cesto del tesoro, una actividad pensada para los niños/as que todavía no gatean, pero que al usarlo también con niños/as que comienzan a desplazarse vemos como a ellos también les llama mucho la atención jugar con cosas que tienen en casa, y comienzan a desarrollar el juego simbólico, pues al ver la cuchara hacen como que comen sin comida, o al ver la esponja se la pasan por el cuerpo sin necesidad de estar en la bañera. Esto es muy importante pues a través de esta actividad desarrollan muchas de sus destrezas y se van formando una imagen del mundo.

 

¿Y esta semana cuantas sorpresas nos esperan?…

Comments
  • Pablo
    Responder

    Encantados con vuestro método!
    Esperamos más sorpresas 🙂

Dejar un comentario

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para permitir el acceso y mejorar nuestros servicios, y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información en POLÍTICA DE COOKIES. Si continuas navegando por nuestra web entendemos que aceptas los términos CLÁUSULA LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Cerrar